Identificación en animales de compañía

¿QUÉ ES LA IDENTIFICACIÓN?

La identificación de los animales de compañía, surgió inicialmente como una necesidad de justificar la propiedad de los mismos, así, se usaron varios sistemas como el tatuaje, las cartillas, las chapas y las medallas, pero ninguno se ha mostrado tan eficaz a la vez que cómodo en su aplicación como el microchip o trasponder.

¿QUÉ ES UN MICROCHIP?

El microchip o trasponder es un elemento inerte, del tamaño de un grano de arroz, y su implantación es totalmente inocua para nuestra mascota. La implantación se realiza mediante un aplicador estéril, es muy rápida y no requiere sedación ni anestesia. El chip consta de una cubierta de vidrio biocompatible, que contiene un dispositivo electrónico con una información en forma de código numérico, que es único para cada animal. Ese código es leído por unos detectores especiales que poseen los veterinarios identificadores y las autoridades competentes. Al ponerle el chip, tendremos que rellenar un impreso de alta en el censo de animales de compañía de Andalucía (RAIA) y nuestra mascota quedará inscrita en nuestra comunidad.

¿ES OBLIGATORIO PONÉRSELO A MI MASCOTA?

SI, en Andalucía es obligatorio desde la Ley 11/2003, de 24 de noviembre, de Protección de los animales. Es obligatorio para perros, gatos, hurones, caballos y animales potencialmente peligrosos (algunas especies de serpientes, reptiles y otros mamíferos). Es obligatorio antes de los tres meses de edad, y solo se pueden vacunar de la rabia animales identificados con el microchip.

¿CÓMO DEBO ACTUAR EN CASO DE QUE LE PASE ALGO A MI ANIMAL?

Si nuestra mascota desaparece, bien porque se pierde o escapa, o bien porque la roban, debemos notificarlo al RAIA, la manera más fácil es comunicar el problema a vuestro veterinario. El microchip no es un GPS, no me dice donde está mi mascota en cada momento lo que hace es diferenciarla de las demás y hacerla única, así cuando aparezca le avisarán, ya que su número de identificación, irá aparejado a sus datos (teléfono, dirección). Si el animal fallece, o se va de la comunidad andaluza para siempre, el veterinario debe rellenar un impreso de baja, así el animal dejará de constar en el registro andaluz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies